Instrucciones para dominar el mundo

INSTRUCCIONES PARA DOMINAR EL MUNDO

La conquista y dominio del mundo es una de las tareas más apasionantes de cuantas haya ideado el hombre. Desde tiempos inmemoriales, el afán de dominio de las tierras ha sido una constante en la actividad humana. Pese a ser considerada propia de lunáticos, dicha tarea dista mucho de ser una vulgaridad o un mero hobby. Tanto es así que nuestra cultura se ha hecho eco de las posibilidades de la conquista y dominio del mundo, llevando su historia al cine, la televisión, la novela o el cómic. En este breve artículo daremos algunas claves para la óptima consecución de nuestro objetivo: ser amos y señores del planeta.

PARA DOMINAR EL MUNDO USTED NECESITA…

… un plan. Bajo ningún concepto trate de dominar el mundo sin un plan, puesto que corre el riesgo de realizar una chapuza y pasar a la historia como un irresponsable.

… ser malvado. Difícilmente logrará conquistar el mundo si usted es bueno. Ser bueno puede llevarle a tener sentimientos de afecto hacia otras personas, lo cual pondría en peligro su misión.

… dinero. Mucho. Para una correcta conquista del mundo es preciso contar con suficiente capital para ejercer el soborno y obtener todos los utensilios apropiados. Le recomendamos que, antes de intentar dominar el mundo, usted se convierta en un magnate.

… tecnología avanzada. Piénselo bien. Ningún malvado que opte a ser dueño del planeta puede lograrlo sin beneficiarse de las infinitas posibilidades de la tecnología más moderna. Si usted no es un científico, entonces debe hacerse con los servicios de un buen puñado de ellos.

… los “amigos” adecuados. Nótese que la palabra “amigos” ha sido entrecomillada. Ya que usted es un malvado millonario no necesita amigos de verdad. Para dominar el mundo usted debe rodearse de un séquito talentoso y funcional que le sirva para conseguir sus propósitos. Como dichos “amigos” serán tan malvados como usted, es preciso acabar con ellos una vez dominado el mundo para evitar que intenten apoderarse de su imperio.

… una base secreta. Debemos insistir en el concepto de “secreta”. Su base es su hogar y su lugar de trabajo. Para una correcta consecución de sus objetivos nadie debe saber que usted tiene una base secreta.

¿CÓMO DOMINAR EL MUNDO?

A continuación le ofrecemos una breve serie de indicaciones que, a modo de sugerencia, pueden ayudarle a dominar el mundo.

Una vez que usted tenga todo lo anterior estará en disposición de comenzar la conquista del mundo con los medios que usted considere adecuados. Pero no se confíe: hay unas personas que intentarán acabar con sus planes (y con usted) a toda costa. Son los buenos. Los buenos son algo malo para usted. Para un dominio óptimo del mundo será necesario acabar con todos los buenos que encuentre. Los buenos se reconocen porque hacen el bien, esto es, actúan bondadosamente, salvan a otras personas, anteponen su vida a la de otros, suelen ser humildes, discretos, atractivos, elegantes y altruistas. IMPORTANTE: no trate de hacer prisionero a un ‘bueno’. Los buenos siempre escapan y dan al traste con sus planes. Acabe con ellos a las primeras de cambio y sin mediar palabra.

Si finalmente ha conseguido acabar con los buenos, usted puede operar con mucha más tranquilidad. Utilice su dinero para sobornar a gente importante para que colabore con usted. No es necesario que sigan vivos una vez que usted haya dominado el mundo.

Utilice a sus “amigos” para coordinar el dominio del mundo. Pueden usarse como secuestradores, extorsionadores, líderes de pequeños grupos, etc. Acabe con ellos cuando haya finalizado su misión con éxito.

Utilice a su equipo de científicos para lograr el mejor ejército privado del mundo, dotado de extraordinarias armas y singulares métodos de protección personal. Si usted utiliza robots como miembros de su ejército, esté atento a los fallos de sistema. IMPORTANTE: no utilice robots si aún no ha acabado con los buenos. Los buenos suelen reprogramar a los robots para hacer que se vuelvan contra usted.

Una vez que usted disponga de un gran e invencible ejército, haya comprado a las personas adecuadas y extendido sus redes por todo el mundo, acabe con todas las personas que puedan suponer un peligro para su poder en el futuro. Atemorice a todas las demás.

Finalmente, domine el mundo.

¡¡ATENCIÓN!! NO INTENTE DOMINAR EL MUNDO SI…

… es usted imbécil. Ser imbécil es un obstáculo muy importante para la conquista del mundo.

… es usted un bocazas. Si usted es un bocazas corre el peligro de informar de todos sus planes a los buenos, quienes podrían desbaratarlos.

… es usted vanidoso. La vanidad es un defecto muy peligroso para alguien que aspira a dominar el mundo. Ser vanidoso puede llevarle a querer demostrar su poder y esto, además de ser de mala educación, puede hacer que los buenos encuentren indicios para detenerle.

… se cree usted muy inteligente. Si usted cree ser más inteligente que todo el mundo, puede subestimar a los buenos y proporcionarles pistas e información que darían al traste con su objetivo.

… usted está casado. Para empezar, es impropio de un malvado y, además, su esposa puede ponerle en un aprieto si la conquista del mundo se extiende más allá de la hora de cenar.

(Extraído de ¿Cómo…? Guía de supervivencia para el usuario novato. Juan Solano, 2010)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s