Que viene el coco

No, no es que venga ni la Conferencia Episcopal ni el Centro Jurídico Tomás Moro a denunciar a nadie. Hoy toca dar un consejo práctico y sencillo a las madres para que puedan realizar con brío sus naturales tareas, aquellas para las que Dios Todopoderoso las creó.

En los últimos tiempos La Tierra parece haber sido invadida por niños hermosotes y portadores de los más ingeniosos aparatos electrónicos, muchos de ellos capaces ya de caminar, apoltronados en carricoches. Otros, cientos, esforzándose en dar la brasa allá donde vayan: aeropuertos, supermercados, restaurantes… Todo ello sin que sus papis muestren la más mínima preocupación cuando sus retoños berrean, trastocan, golpean y piden sin cesar.

Pues bien, madres y padres: vuestros niños son un absoluto coñazo. Ya, ya sabemos que ahora es más cool y más pedagógico dejar al nene que haga lo que quiera pero, por el bien de todos, atadles un poquito en corto. En estos tiempos críticos nunca se sabe cuando un niño puede ser una valiosa mercancía para los esclavistas.

que viene el coco

“Que viene el coco”. Mannfred Salmon, 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s