La LOMCE y las artes plásticas

Me voy a atrever a hacer algo que no suelo hacer por pura pereza pero que en este caso se me antoja imprescindible y por varios motivos que quizá comente o quizá no. Hablar de algo que tiene que ver con política. No dibujar, no, simplemente dar mi opinión.

Si usted no sabe qué es la LOMCE yo se lo explico: se trata de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa. Pedazo de nombre. ¿Y de qué va esta ley? Intentaré dejarlo claro en unos pocos puntos a comentar. Solo para empezar: ¿Otra ley educativa? ¿Otra? Bien,  vamos a suponer que dicha ley viene a enmendar los puntos más manifiestamente mejorables o directamente desastrosos de las anteriores leyes educativas – hagamos recuento, desde los 90 hemos tenido la LOGSE, la derogada antes de su aplicación LOCE, la LOE y ahora la LOMCE. Esta LOMCE pretende mejorar la calidad educativa de nuestros jóvenes a tenor de los penosos resultados que siempre obtenemos en las pruebas internacionales, quedando en puestos “discretos” año tras año. ¿Cómo quiere hacerlo? Mejor vamos paso a paso:

a) La educación es un asunto que acaba trascendiendo los muros de las escuelas y que está influido – y de qué manera, pero esto quizá un ministro no lo sabe o no quiere abordarlo – por el ambiente que rodea a los jóvenes: estructura social, económica, familiar, empresarial, etc. Modas, tecnologías, medios de comunicación y hasta la propia historia de un país conforman las peculiaridades de sus ciudadanos, sus problemas y sus potenciales. Una mera ley educativa en un marco tan complejo no tiene por qué ser suficiente para solucionar los problemas que se van planteando con el paso del tiempo. Mejorar la educación también significa mejorar la sociedad. Sin embargo la LOMCE introduce el concepto de “competitividad”, tan de moda, aplicado a la formación de personas destinadas a ser productivas, a ser buena mano de obra, buenos trabajadores… ¿Una sociedad de personas productivas es necesariamente una sociedad mejor educada?

b) El anteproyecto parte de algunas suposiciones falsas y fáciles de desmontar. Nos habían vendido el cuento de que nuestro alumnos tenían muchas vacaciones y que eso en Europa no funcionaba así, que allí no son unos vagos. Bien, pues para justificar que en la futura ley desaparezcan asignaturas y modalidades, entre otras propuestas, la LOMCE establece que hay unas materias importantes y otras que “distraen”. Está claro cuáles son las que distraen: Música, Educación Plástica, Tecnología (!!)… mientras que las importantes son la Lengua, las Matemáticas y las Ciencias. Curiosamente las materias en las que siempre salimos malparados en los informes PISA. Para justificar el hachazo a las materias no importantes el anteproyecto explica que en otros sistemas educativos más excelentes se dan más horas de lectura y de matemáticas. Aclaremos esto: en primer lugar y en comparación con Alemania, Francia y Finlandia, España da MUCHAS MÁS horas de clase en total. La diferencia entre un alumno español y uno finlandés, por ejemplo, puede llegar a casi 200 horas de clase en secundaria. Pero si echamos un vistazo rápido a la comparación entre España y Finlandia – un sistema educativo excelente – resulta que la diferencia de horas que dedicamos a las Matemáticas apenas es significativa pero que en lectura ¡¡les ganamos!! Es decir, el problema no es el número de horas pero esto lo explico en el siguiente punto. Baste decir que nos estamos copiando de los mejores sistemas sin tener unos cimientos sólidos… vamos, sin tener ni puta idea del tema. ¿Sería eficiente que un profesor usase los mismos métodos en un colegio de un barrio de una ciudad próspera donde la cultura esté cercana, y en un colegio de una zona marginal? A realidades distintas, soluciones distintas. Fijarnos en los buenos está bien pero no es suficiente. Mejoremos nuestra realidad, pues.

c) La LOMCE no es una ley educativa. Me explico. Lo que se pretende es lavar la cara ante los malos resultados internacionales, por una parte. Por otra se quiere recortar en educación mediante decreto ley. En el preámbulo de este anteproyecto ya se indica que la calidad no viene en función del input (dinero invertido, número de profesores…) sino del output (los resultados de los alumnos). Vamos, que no hace falta invertir ni tampoco hace falta que un grupo de alumnos esté tres semanas sin profesor porque no se realizan actos de adjudicación de vacantes o sustituciones. Como decía, la cuestión no es el número de horas: hay que eliminar materias porque así contrataremos a menos profesores. Fin del asunto. Esta LOMCE no propone casi nada nuevo y lo que es “nuevo” me causa pavor porque se está reduciendo la cuestión educativa a un modelo que habla en términos de productividad, a un modelo empresarial. Creo que comencé diciendo que el problema era mucho más amplio y de índole social.

Para ir concluyendo, resulta que entre otras materias – especialmente la Tecnología, cosa que no termino de entender en una sociedad de las tecnologías y la información – las enseñanzas artísticas deben ser reducidas al máximo en esta nueva ley. Porque distraen. Porque enseñarle a un alumno a expresarse por medio del color, de la fotografía, del diseño distrae. Porque enseñarle que existen profesiones como la de ilustrador, diseñador gráfico, arquitecto o escultor distrae. Porque enseñarle a leer los mensajes visuales de los que está rodeado todo el tiempo distrae – a ver si el problema es ese… -. Porque enseñarle a ser creativo distrae. Ustedes ya me entienden.

No puedo estar más en desacuerdo por estos y otros motivos con la futura ley. Es solo un parche, un mero lavado de cara de nuestro sistema para que nuestra imagen internacional sea menos desastrosa. Por eso escribo esto, por eso lo comparto. Por eso he firmado contra esta ley, por eso me gustaría que alguien preguntase a los profesionales de la educación qué piensan y cómo podría hacerse, por eso me gustaría que hubiese mayor conciencia de lo absurdo de esta nueva ley y que no existiese tantísima pasividad y desconocimiento, tanta resignación. Me gustaría en este mismo momento hacer algo mucho más preciso y contundente que escribir pero… en este instante es lo mejor que tengo.

Lector, si esto te parece importante DIFUNDE. Porque necesitamos saber.

Anuncios

3 pensamientos en “La LOMCE y las artes plásticas

  1. Este país nunca aprenderá, siempre estará chapuceando, poniendo parche sobre parche según convenga.
    Las cosas podrían ser mucho más sencillas sin políticos oportunistas.
    Por cierto, supongo que la masificación en las aulas también la contemplará la nueva ley; vamos, que supongo que a más alumnos por aula, mayor competitividad del sistema educativo, porque genera más borregos por hora y profesor.

  2. Pingback: Más LOMCE, menos artes | Las aventuras de Mannfred Salmon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s