Aquella noche

-Oye, ¿te acuerdas de aquella noche en la mansión de los McMahon?

-¿Qué noche? No sé de qué me hablas.

– La noche de la fiesta de cumpleaños de Cindy, ¿no lo recuerdas? Fue la noche en la que Walter Rigley fue a evacuar al retrete pero la cisterna no funcionaba y no conseguía librarse de su zurullo y se agobió tanto que intentó escapar por la ventana y acabó partiéndose una pierna y tuvo que venir una ambulancia.

– Pues no me suena de nada.

– Sí, hombre, fue cuando creíamos que Angela había muerto de un infarto pero después resucitó milagrosamente en brazos de un guaperas de San Francisco que después resultó ser una mujer.

– ¿Seguro que yo estaba? Creo que lo recordaría.

– ¡Claro que estabas! Fue la misma noche en la que John y tú estuvisteis bebiendo tequila pero no era tequila sino limpiacristales y al saberlo corristeis a vomitar al gran cuenco de ponche y contagiasteis las ganas de vomitar a toda la fiesta y aquel suceso se registró como la vomitona colectiva más numerosa en el Libro Guinness de los records.

– Pero, ¿eso no fue en Nochevieja?

– ¡Qué va! En Nochevieja organizamos la fiesta en casa de Simon y coincidió con esa extraña invasión de orugas gigantes que casi acaba con la raza humana y que fue erradicada rápidamente por una arma atómica experimental.

– Pues ni idea, no caigo.

– Que sí, hombre, que fue la noche en la que Raymond se rascó tres veces la nariz.

– ¡Caray, ahora sí lo recuerdo! ¡Haber empezado por ahí!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s